Cargando

Fichero Cimientos

Actividades para tutorías de acompañamiento a las trayectorias escolares en secundaria

Taller para referentes adultos y escolares

Fecha de publicación

  • 25-04-2023

Habilidad/es

  • Autoconcepto
  • Relaciones interpersonales
  • Responsabilidad y autonomía

Contenido

  • Asertividad y comunicación
  • Autoconocimiento y autoestima
  • Autoeficacia y autoconfianza

Etapa/s escolar/es

  • Transición a la etapa postescolar

Participantes

  • Referentes escolares
  • Responsable adulto / Familia

Tipo de actividad

  • Grupal

Tiempo estimado

  • Más de 60 minutos

Espacio/s adecuado/s

  • Aire libre
  • Aula / Salón

Tipo de recurso

  • Cuento

Material necesario

  • Hojas blancas
  • Lapiceras
  • Afiche
  • Marcadores
  • Sillas o almohadones para que se sienten.

Apta virtual

  • Si

Publicado por

  • asalmini

Objetivo

Esta actividad está pensada para generar un momento de reflexión para Referentes Adultos y Referentes Escolares. La idea es que puedan recordar los/las jóvenes que fueron, para poder pensar en los/las jóvenes que acompañan hoy y poder reflexionar sobre el tipo de referentes que son.

Inicio de la actividad

PRESENTACIÓN
Nos presentamos quienes vamos a coordinar la actividad. Presentamos las pautas para ese momento de intercambio: es un espacio de confianza, en el que elegimos sentir, compartir, y respetar a todos/as quienes participan de esta actividad.

CALDEAMIENTO
Invitamos a los/las participantes a moverse por el espacio. De forma no reglada. Moverse de un lado a otro, caminando, moviendo brazos para aflojarse. Una vez que todos/as se estén moviendo, les vamos a pedir que, al azar, con la persona que tengan en frente en ese momento, se detengan a presentarse: QUIEN SOY, QUÉ HAGO ACÁ, QUÉ ROL OCUPO. Les damos unos segundos, y les pedimos que retomen la caminata. Al cabo de un rato, les pedimos que repitan la presentación con una persona nueva. Repetirán estos dos pasos hasta se hayan presentado entre todos/as.

Desarrollo

VISUALIZACIÓN
Invitamos a los/ las participantes a sentarse en sus sillas (en caso de que las hubiera) y a formar una ronda.

Les pedimos que cierren los ojos, que respiren hondo. Una inspiración profunda. Una exhalación profunda. Los invitamos poco a poco a relajarse.

En este momento comienza el relato de una fantasía guiada que los lleve a encontrarse con el o la joven que fueron en alguna etapa de la escuela secundaria o de la edad que tiene su hijo/a hoy. Desde ahí, la idea es que puedan imaginarse que ese joven tiene enfrente a dos referentes, dos personas que en ese momento fueron muy importantes en su vida (padres, docentes lo que aparezca en su visualización).
Relato guiado
A partir de este instante vas a tomar conciencia de tu respiración…..no la modifiques en absoluto, simplemente observa como respiras, has de realizarlo sin juicio, de igual forma en que mirarías como se mueve la llama de una vela, observando sin juzgar. Observa tu respiración….sin modificarla, toma conciencia de que algo respira en ti, no te cuesta esfuerzo alguno respirar, respiras y te llenas de calma, respiras y te llenas de paz.Vas a ir visualizando una serie de objetos y colores, se te van a dar unas indicaciones básicas, pero tu puedes añadir lo que desees para que te permita mejorar la visualización sugerida.Vas a comenzar visualizando un prado verde……del color verde que más te gusta……visualiza una extensión de césped verde que se extiende hasta un bosque cercano…… observas la hierva verde….. los reflejos verdes del sol sobre la pradera….. extiendes la mirada hacia el bosque y ves hojas de todos los tonos de verde posibles….. es relajante …..Observas que en el medio del bosque hay un camino, y decides adentrarse en él. A medida que avanzas, prestas atención a los ruidos del boque, escuchas pájaros, escuchas las hojas de los árboles moviéndose con la brisa suave, escuchas el ruido de tus pasos en el pasto. Observas las copas de los arboles altas sobre ti, cómo se filtra la luz del sol a través de las ojas, sientes la luz del sol en tu rostro.
Te adentras más y más por este camino. Hasta que llegas a una parte del bosque en el que el camino se abre. Y en ese lugar, te encuentras con aquel joven que fuiste. Vuelves a tener unos 15, 16, 17 años. Estás envuelto en tu juventud. Recuerdas cómo se sentía tener esa edad. Observas a tu alrededor, y te encuentras con dos referentes, dos adultos, que en ese momento fueron importante para vos, en tu vida. Puede ser un padre, una madre, un familiar, alguien de la escuela, del barrio. Alguien en quien confiabas, alguien en quien te apoyabas. Los observas, están frente a ti. Mirándolos, le vas a decir al primer referente:Te agradezco porque me diste… (DONES). Y le agradeces por todo aquello que te brindó. Piensa en todo aquello que te dio en ese momento. Y luego le dirás lo que te hubiese gustado que te de y no te dio..  (RECURSOS). Es importante saber que no por mala intención sino quizás por no poder, haber sabido como, por limites institucionales, etc. Mirarás al segundo referente y le agradecerás por todo lo que te dio. Y luego, le dirás cuales fueron aquellas cosas que te hubiera gustado que te dé y no te brindó.[Una vez que los/las participantes terminan con esta práctica los/las hacemos volver poco a poco al presente]

Observa tu respiración….sin modificarla, toma conciencia de ella, no te cuesta esfuerzo alguno respirar, respiras y te llenas de calma, respiras y te llenas de paz.

Cuando estén listos/as, pueden abrir los ojos.

MOMENTO DE ESCRITURA

Con ese registro vuelven al aquí y ahora los/las invitamos a registrar en un cuadro por cada una de esas dos personas, la lista de dones y recursos.

Cierre

MOMENTO DE REFLEXIÓN

Invitamos a los/las referentes a reflexionar y a compartir, ellos/as, desde su lugar de referentes, qué es lo que dan (dones) y qué es aquello que no pueden brindar y que los/as jóvenes deberán de construirse o brindarse a sí mismos/as (recursos).  QEs importante saber intervenir y propiciar que todos/as participen por igual.

MOMENTO DE PLASMAR – CIERRE
Los/las invitamos a ofrecer buenos deseos, palabras de aliento, dones escritos, a los/las jóvenes que acompañan, en un afiche, para cerrar la actividad y para que puedan dejarle algo escrito a los/las alumnos/as.

Les agradecemos la participación, la apertura, y la posibilidad de brindarse a sí mismos/as un momento de introspección.

Recomendaciones para el tutor

Tener a mano pañuelitos y agua para acercar a quien lo necesite en cualquier momento de la actividad.

Comentarios

Para ver y dejar comentarios en esta actividad, por favor ingresá con tu cuenta o creá una nueva.